30.000 robots podrían unirse al ejército británico para 2030

09/11/2020

30.000 robots podrían unirse al ejército británico para 2030

Según el jefe de defensa británico, el ejército británico pronto podría modernizarse considerablemente mediante el uso de máquinas que ayudarán a los humanos en sus tareas militares.

Crédito: 272447 - Pixabay

Gran Bretaña es una de las naciones militares más antiguas y poderosas del mundo, incluso hoy. Con casi 150.000 soldados activos en 2020, también sigue siendo, junto con Francia, una de las fuerzas armadas más grandes de Europa. Sin embargo, como habrás notado, la guerra ha cambiado de rostro en las últimas décadas y el poder militar ya no se mide necesariamente por su número de soldados, sino también por su poder tecnológico. Esta es, por supuesto, su capacidad nuclear, pero no solo. El uso cada vez mayor de tecnologías robóticas (semi) autónomas en el campo también es un criterio importante para definir el poder militar moderno. El general Nick Carter, jefe de personal de los ejércitos británicos, parece haberlo entendido bien. Recientemente anunció en una entrevista televisiva, informada por el diario El guardián, que la "guerra robótica" constituiría una parte significativa del presupuesto quinquenal de los ejércitos británicos.

Incluso si las discusiones sobre este presupuesto se han pospuesto debido a la crisis de salud, el general Carter ha demostrado su determinación de proporcionar a los ejércitos una gran cantidad de máquinas autónomas o controladas a distancia. El General adelantó la cifra de 30.000 robots, pero sin dar ninguna certeza. Según él, este tipo de proyectos requiere inversiones a largo plazo y “confianza” en la modernización. No cabe duda de que también busca compensar la falta de recursos humanos en el ejército británico, que ha tenido cada vez más dificultades para reclutar en los últimos años.

Es difícil imaginar cómo será este futuro ejército sin pensar en varias obras de ciencia ficción. En el mundo real, los drones tienden a reemplazar a los ejércitos humanos en la actualidad. Por ejemplo, el dron de combate "i9" puede operar en ambientes interiores y usar inteligencia artificial para identificar objetivos. Si este dron está realmente equipado con un rifle, el hombre lo controla de forma remota. No hace falta decir que los robots asesinos autónomos plantean cuestiones tanto tecnológicas como éticas. No obstante, este dron podría resultar extremadamente útil porque el combate en entornos cerrados y estrechos suele ser el más peligroso para los soldados humanos. Queda por ver si el uso cada vez mayor de máquinas (letales) para la guerra no nos conducirá a una distopía que por el momento pertenece a la ficción.

Si quieres conocer otros artículos parecidos a 30.000 robots podrían unirse al ejército británico para 2030 puedes visitar la categoría Artículos.

Otras noticias que te pueden interesar

Subir