Una nueva herramienta para el pronóstico de erupciones: drones que capturan carbono

19/10/2022

Una nueva herramienta para el pronóstico de erupciones: drones que capturan carbono

Cada vez que Fiona D'Arcy desciende a un volcán (ha visitado 34 hasta ahora), la experiencia es única. Hubo uno en Islandia que estaba tan nublado que ella y sus colegas se perdieron. El cráter en Hawái donde su ahora esposo le propuso matrimonio. El volcán costarricense que entró en erupción mientras ella y otros estaban adentro. (Ellos escaparon.)

Pero todos los descensos tienen una cosa en común: la inminente sensación de peligro que conlleva estar en uno de los entornos naturales más volátiles de la Tierra. Es un riesgo necesario para los científicos que intentan caracterizar las erupciones volcánicas. “Todo el tiempo, somos conscientes de que necesitamos obtener nuestros datos y salir, porque cualquier cosa podría pasar”, dice D'Arcy, quien estudia geoquímica volcánica como estudiante de posgrado en la Universidad McGill. Los vulcanólogos experimentados recuerdan a los tres investigadores que murieron en 1991 cuando el Monte Unzen hizo erupción en Japón, y la erupción de Galeras de 1993, que atrapó y mató a seis dentro del cráter.

Es por eso que D'Arcy, como otros en el campo, quiere saber si existe una alternativa más segura que subirse al vientre de la bestia: ¿podría un dron a control remoto hacer el trabajo igual de bien? Sí, ella y su equipo escribieron recientemente en el Revista de Vulcanología e Investigación Geotérmica. Los datos de drones atmosféricos producen mediciones rápidas y confiables de las expulsiones de dióxido de carbono, concluyen en el primer artículo para demostrar que es una opción viable.

Para probar el método, en abril de 2019, D'Arcy voló drones de muestreo hacia las columnas de gases tóxicos y calientes que emanaban del Poás, un volcán en Costa Rica que había entrado en erupción violentamente solo dos años antes. El equipo también se adentró en el cráter para medir manualmente el CO2 directamente desde el suelo. La caminata duró más de cuatro horas. El vuelo del dron tomó solo unos minutos. Sin embargo, los datos eran notablemente similares. “Será mucho más fácil cuando esta sea la norma”, dice D'Arcy. “Podemos simplemente tomar estas muestras sin que todos entren y corran riesgos”.

Fotografía: Ernesto Corrales

Si quieres conocer otros artículos parecidos a Una nueva herramienta para el pronóstico de erupciones: drones que capturan carbono puedes visitar la categoría Ciencia.

Otras noticias que te pueden interesar

Subir